Cuando la afición se vuelve adicción y la calidad de un producto audiovisual sucumbe a elementos gráficos sin significado. Esta es la premisa que sigue el corto musical Me! Me! Me! que critica a la animación japonesa y la cultura otaku representadas en el abuso del fan service y del merchandising.

El término otaku tiene una connotación peyorativa en Japón, debido al estereotipo que la población japonesa tiene sobre los aficionados al manga, anime y videojuegos. Y no es que estén exagerando, pues allí son considerados como personas ociosas. Además, el terrible caso de Tsutomu Miyazaki empeoró más la situación.

En Me! Me! Me!, el protagonista llamado Shu-chan es absorbido por su obsesión al punto de romper con su novia, de alejarse del mundo real y encerrarse en su habitación. No obstante, él hará un esfuerzo por escapar a ello, pero sin éxito.

“Sentía que vivía”

El corto musical Me! Me! Me! primero nos muestra al protagonista encerrado en su habitación rodeado de sus figuras de colección y un póster de su waifu¹. Luego, empieza a tener un sueño en el que está absorto. Lo disfruta.

La voluptuosa, sensual y coqueta idol baila y se contornea captando la atención del protagonista. Sin embargo, aquel agradable momento es interrumpido. Aquel sueño se convirtió en una terrible pesadilla.

Las figuras de Evangelion cobran vida en medio de la pesadilla de Shu-chan.
Las figuras de Evangelion cobran vida en medio de la pesadilla de Shu-chan.

“La fantasía que tú creaste”

Los brillantes colores se volvieron oscuros y la imagen que tenía de su adorada idol se transformó en algo repulsivo, repugnante. El confuso escenario es invadido por muchas de ella y, sentada, observamos a la personificación de su afición, de su adicción, que intenta someterlo.

Él despierta al instante. Cree haber escapado de ese mal sueño, pero no es así. Ella le persigue por toda la habitación y lo atrapa. Él desiste.

Shu-chan acorralado.
Shu-chan acorralado.

“Evadiendo las múltiples realidades”

A pesar de la desgracia en la que cayó, intenta recordar quién es y por qué está en ese estado. Intenta entender lo que sucedió. Su adicción lo consume, lo aleja de su ser más amado.

Reacciona. El protagonista se da cuenta qué hizo y sabe qué puede hacer para remediar la situación. Quiere volver. Quiere luchar.

El protagonista es capturado y se rinde ante la personificación de su obsesión.
El protagonista es capturado y se rinde ante la personificación de su obsesión.

“Odio esa chica”

Con armadura y metralleta, el protagonista se dispone a deshacerse de todas ellas, de escapar del abismo emocional y mental en el que ha caído. El protagonista está lleno de determinación.

Sin embargo, aquella figura femenina que gobierna ese oscuro mundo en que está atrapado lo derrota. Él no es lo bastante fuerte como creía. No pudo salir airoso. No pudo escapar. No pudo contra él mismo.

“El amor eterno aparentemente ya no está en ninguna parte”.

Comentario final

El protagonista de Me! Me! Me! es el reflejo de ese sector de la sociedad que, al no encontrar motivos para superarse socialmente o mantener amistades, se resguarda en ese pequeño pero confortable mundo ficticio.

La propuesta artística, como los escenarios, la animación y la música, nos lleva a los dos extremos de una cultura moderna que nació en el siglo pasado y que ha llevado a Japón a una disyuntiva moral respecto al manga, anime y videojuegos.

Pero no es la primera vez que alguna producción artística japonesa habla de estos temas. Por ejemplo, en Netoge no Yome wa Onna no Ko Janai to Omotta?, el protagonista Hideki Nishimura juega Legendary Age donde conoce a Ako, una chica gamer² que estudia en el mismo colegio que él. Sin embargo, cuando se ven en persona y conversan, Hideki se da cuenta que Ako no distingue entre el mundo real y el virtual.

Ficha técnica

Nombre: Me! Me! Me!
Dirección: Hibiki Yoshizaki
Animación: Studio Khara
Diseño de personajes: Shuichi Iseki
Duración: 6 minutos 25 segundos.
Emisión: Japan Animator Expo, 2014.
Vídeo realizado para la canción del mismo nombre por Teddyloid con Daoko.


  1. Waifu es esposa en inglés dicho a la japonesa. Es usado por aquellas personas que sienten más que una admiración cierta persona o ídolo.
  2. Gamer es la persona que juega videojuegos.

 

1 Comentario »

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s