Flavors of Youth, disponible en Netflix.

Flavors of Youth | Reseña

Shiki Oriori nos presenta tres historias independientes que hacen gala de diferentes estilos de narración y cuyos recuerdos son evocados por un tazón de fideos de arroz, el declive de una popular modelo y un no declarado primer amor.

Anuncios
No hay comentarios

Entre el tanto tiempo que tengo para disfrutar de mi afición y el trabajo, por fin vi Flavors of Youth, la nueva coproducción de CoMix Wave Films, el mismo estudio que creó la aclamada cinta Your name., y del estudio de animación chino Haoliners Animation.

Flavors of Youth (Shiki Oriori, título original) nos presenta tres historias independientes que hacen gala de diferentes estilos de narración y cuyos recuerdos son evocados por un tazón de fideos de arroz, el declive de una popular modelo y un no declarado primer amor.

Estos tres relatos dirigidos por Li Haoling, Jiaoshou Yi Xiaoxing y Yoshitaka Takeuch, bajo la producción de Noritaka Kawaguchi, están ubicados en diferentes ciudades de la actual China.

La actriz japonesa Mariya Ise da voz a Xiao Ming (niño).
La actriz japonesa Mariya Ise da voz a Xiao Ming (niño).

El sabor de la nostalgia

El primero de ellos, Fideos de arroz, el protagonista Xiao Ming desarrolla una interesante introspección a partir de la nostalgia que le evoca aquel tazón de fideos que comía al lado de su abuela.

“Aquí los fideos de arroz son caseros, son transparentes y hermosos. El sabor deja un regusto juguetón. El inicio del día parece sin prisas. Era mi momento con mi abuela. (…) El cálido vapor toca mi piel, el aroma de la sopa, el sonido al masticar… No hay palabras que describan cuánto amaba este momento”.

Durante su adolescencia, iba a un restaurante que preparaba de una manera distinta pero deliciosa los fideos de arroz. No era el único motivo por el que iba ahí, le interesaba una chica que pasaba en bicicleta todos los días. Él sentía que vivía plenamente su juventud.

Xiao Ming es interpretado por el actor japonés Taito Ban.
Xiao Ming es interpretado por el actor japonés Taito Ban.

Ya adulto, experimentando la dura vida en la ciudad, recibe una llamada urgente: su abuela estaba en su último momento.

“El tormento que siento en el pecho, algún día sanará. Aún queda hoy el calor del consuelo que me abandonó ayer. Los días pasados nunca volverán, pero siento que algo empuja a mi tímido ser. (…) Era una mañana pálida y solitaria, pero también llena de esperanza”.

El sabor del esfuerzo

Un pequeño desfile de modas deja de lado el monólogo interior y establece la acción como mecanismo de narración. Su protagonista Yi Lin, una simpática y reconocida modelo, no solo se enorgullece de su belleza, sino también de su determinación por cuidar de su hermana menor.

Ambas quedaron huérfanas cuando eran pequeñas, por lo que fueron a vivir con diferentes parientes. Con el tiempo y una carrera en el mundo del modelaje en crecimiento, Yi Lin acoge a su hermana quien aún estudiaba diseño de moda.

La actriz japonesa Minako Kotobuki interpreta a Yi Lin.
La actriz japonesa Minako Kotobuki interpreta a Yi Lin.

“Al carecer de talento, debo mi carrera a la altura que mis padres me dieron. Murieron antes que pudiera agradecerles. Siempre noto las cosas cuando ya las perdí”.

Aunque parezca contradictorio, en el mundo de la moda se es vieja a temprana edad. Así se sentía ella ante las jóvenes novatas que sin tener ninguna experiencia, lograban resaltar en las audiciones.

Se sentía frustrada.

Yi Lin no desea perder lo que tanto esfuerzo le tomó.
Yi Lin no desea perder lo que tanto esfuerzo le tomó.

“¿Sabes qué hay que hacer para seguir? No quiero que mi hermana me vea así. No quiero. No lo haré. (…) Una carrera de modelo y ser la asombrosa hermana mayor. Quiero las dos cosas”.

Tras desmayarse en plena pasarela, deja el modelaje temporalmente. Las dudas rondan su cabeza. No sabe hacer otra cosa más que modelar, pero no quiere volver. Sin embargo, una mañana su hermana le da una sorpresa.

“Es demasiado importante para mí. No me importa si me avergüenzo. No lo abandonaré”.

El sabor del amor

Amor en Shanghái, la tercera y última historia que nos presenta Flavors of Youth, es sin lugar a dudas la que tiene mayor impacto. Sin ánimo de hacer spoiler, el diálogo entre los protagonistas Li Mo y Xiao Yu y esa declaración de amor que no llegó a ser escuchado en su momento, la hacen conmovedora e inolvidable.

Li Mo ayuda a Xiao Yu quien se torció el tobillo.
Li Mo ayuda a Xiao Yu quien se torció el tobillo.

“Si no era el final, déjame escucharla. El amor que rechacé, el sueño que perseguí. En esa época, tú y yo lo teníamos todo. (…) ¿Es demasiado tarde para pedir algo que no sea una despedida?”.

A lo largo de Amor en Shanghái, los personajes interactúan mediante grabaciones en un casete. Lo que empezó como una ayuda de Li Mo a su compañera Xiao Yu quien había faltado a clases, derivó en conversaciones sobre lo que piensan hacer o ser en el futuro. La primera llama del amor se encendía.

– ¿Cuál es tu color preferido?
– Supongo que el rojo. Parece cálido.
– ¿Tu flor preferida?
– Los girasoles, porque crecen hacia el sol.
– ¿Quién es tu persona preferida?
– (Pausa) Li Mo, escucha…

Como un baldazo de agua fría cayó en Li Mo la noticia que Xiao Yu iría a una diferente universidad al concluir la preparatoria. Se sentía en cierto modo traicionado. Sin embargo, él sabe lo que desea y su determinación lo llevó a rendir el examen de ingreso en la misma universidad que Xiao Yu. Previo a ello, mientras estudiaba, recibe una última grabación que supuestamente era de su amigo cuando en realidad era de Xiao Yu. No le tomó importancia y guardó aquella cinta.

El tiempo pasó y mientras desempacaba algunas cajas, encontró la cinta. La reprodujo.

Xiao Yu sorprende con su declaración de amor.
Xiao Yu sorprende con su declaración de amor.

“(…) No borres esta cinta, ¿sí? Cuando crezcamos la oiremos juntos. (…) También quiero crecer como un girasol. No quiero arrepentirme. Por eso no iré a esa universidad. Porque no quiero estar sin ti”.

Flavors of Youth, sin presentar mayor complejidad en sus historias, logra captar la atención y enganchar emocionalmente. Ello, sumado a los paisajes acompañados de una estupenda banda sonora que transmite nostalgia, hacen de Flavors of Youth un Slice of life que todo fan del anime debe ver.

Las risas y las lágrimas entretejieron una canción, ¿qué historia contará?

Trailer de Flavors of Youth

Disponible en Netflix.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s